Pages Menu
Categories Menu

Publicado por el 12 julio, 2010 en Marketing | 0 comentarios

Bodega Pago De Los Capellanes

IMG00805-20100709-2329Fuimos invitados por Vino S.A, representantes aquí en el país de la bodega ´´Pago De Los Capellanes´´ a una cena en el restaurante Mijas de la capital para compartir con el presidente de esta reconocida bodega, el Sr. Paco Rodero.

El nombre de Pago de los Capellanes proviene del término municipal en que se sitúan los viñedos y la bodega.

Entre los vinos de la bodega ´´Pago De Los Capellanes´´ se destacan:

* Parcela El Mogal: Procedente de una parcela de 6 has. de tempranillo o tinto fino, injertado con yemas de Picón se obtienen unas uvas excepcionales, con un rendimiento máximo por hectárea de 4.000 Kg., llegando a una alta concentración de aromas, color y taninos nobles.

* Picón Capellanes: Procedente de una parcela de 2 hectáreas de trempanillo o tinto fino, que debido a sus peculiaridades genéticas y a su especial microclima producen una maduración excepcional en la bondad de sus taninos.

* Tinto Reserva: Procedente de viñedos propios, Tempranillo o Tinto Fino y con un 10% de Cabernet Sauvignon, elaboran el Reserva.

 * Crianza: Vendimia seleccionada 5.000 kg/ha. Se inicia la vendimia a primeros de octubre comenzando con las parcelas más maduras. A la entrada de la uva en la bodega, se tratan por separado las dos variedades Tinto Fino 90%, Cabernet Sauvignon 10%, se siembran los depósitos con levadura autóctona (pie de cuba) y se inicia la fermentación alcohólica. Durante el encubado, 30 días, se realizan montados y bazuqueos diarios controlando densidad, temperatura y evolución de la población de levaduras. Al término de esta fermentación, se sangran los depósitos y se llevan a maloláctica.

El inicio de la fermentación maloláctica se realiza sin adición de bacterias y se controla la temperatura a 20º C durante un periodo de 22 días, controlando los índices de ácido málico y ácido láctico. Cuando el ácido málico está por debajo de 0,1 g/l se hace el trasiego separando las lías y sin filtrar ni clarificar ni pasar por frío se lleva directamente el vino a barricas.

Durante doce meses el vino reposa en barricas nuevas y seminuevas (nunca mayores o más viejas de tres años) de Roble Francés y al cabo de este periodo, se lleva a depósito para homogeneizar, únicamente se filtra por placas (de poro abierto) y se embotella.

El Crianza reposa durante doce meses en botella antes de salir al mercado y se etiqueta en noviembre del año 2004.

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *